martes, 14 de junio de 2016

Todo llega... (El Sr. Robert Frank tambien...)


Cuando, allá por los 70 y siendo un adolescente descubriendo la magia de la fotografía (al menos la de las sales de plata, que lo del móvil tiene su magia pero no es lo mismo) un servidor (y cualquier aficionado) intentaba documentarse, acababa en una librería, en la sección "técnica" o "artes y oficios" buscando en qué invertir el dinero fruto de cumpleaños, "pagas" y cualquier otra vía de entrada de pasta...

Claro... 6.000 o 7.000 "pelas" de entonces no son, realmente 36 o 42 Euros de ahora: "dolían" más...

Así, un libro como "Los americanos" de Robert Frank, un libro considerado uno de los "foto-libros" más influyentes del siglo XX. Un libro de fotografía que define como debe ser precisamente un libro de fotografía, y que además había que conseguir entonces de importación, iba quedando relegado. Lo primero es lo primero, y hacer la del entonces siempre nombrado Abundio de "vender el coche para comprar gasolina" (¿como comprar el libro y quedarme sin dinero para carretes y revelado?) hizo que constantemente me dijese..."ya llegará...".

Bueno, pues llegó. A mis... "taitantos". Ayer compré mi copia (edición española y muy asequible) de esta maravilla documental. El resumen, la visión del fotógrafo (¡y lo que le costaría quedarse sólo con 83 fotografías!) de un viaje (de dos años) por todo estados Unidos allá por los años "50 y tantos" La definición de como hacer y como mirar....

 
¡Un auténtico placer!

(C) Robert Frank
Tal vez el único "pero" en esta edición, impresa en Alemania y distribuída por "la fábrica", es que nunca será lo mismo que un papel fotográfico fuertemente contrastado. De hecho, es mejor la visualización de la imagen superior en un buen monitor, que en la sufrida hoja (de un gramaje aceptable) del libro.

Pero bueno....

jueves, 28 de mayo de 2015

La "resolución" de los pigmentos.....

Recientemente subí a una red social, con ocasión del cumple de mi hija, una fotografía tomada hace ya 24 años. Una reflex (la F401 de Nikon) y un negativo de grano fino (21/100).


Obviando la curiosidad de la foto en si, el "¡ay... como hemos cambiado!" y la cuestión afectivo-personal, comentaba a mis lectores que "más adelante enviaría una curiosidad sobre esta imagen"...

... y es que esta imagen es un claro ejemplo de que lo que se tiende a creer a pies juntillas: que "digital es mejor técnicamente sólo por que si...", no deja de tener sus matices y consideraciones.

Más de una vez se me ha argumentado "lo incuestionable" de la cualidad resolutiva de un sensor frente a un soporte plástico cubierto de granos de sales de plata.

Esta imagen fue escaneada en su día por Kodak directamente desde el negativo. Aperciamos así mejor su textura en una relación 1:1 y no la enmascaramos con grano y textura de positivado en papel.

Pues bien, emulando al C.S.I :
  • "ampliame la muñeca..."
  • "ahora acercame el reloj..."
  • "más cerca..."..."¡quieto!"

... obtenemos ( ojo... SIN AMPLIAR ) este detalle:


¡ SUNDAY, 9 DE JUNIO DEL 91 A LAS 6:52:37 !

A quien vea esto como..."normal"... que haga el ejercicio de plantearse en la foto de arriba qué porcentaje de imagen es la "esfera" del reloj....

 Y esta NO ES LA MAYOR RESOLUCION. Por un sobreprecio (que yo no pagué) había un escaneo todavia más resolutivo del negativo.

Y es que, realmente no me anclo en el pasado por nostalgia (mi profesión está reñido con eso), pero tengo muy clara la cita de "Al Cesar lo que es del Cesar..."...

Salu2

miércoles, 31 de julio de 2013

digicamcontrol: B.B.B.

Si alguna vez habeis pretendido hacer tethering (control de la cámara desde el PC) y sois usuarios de Canon, no habreis tenido demasiado problema: el soft necesario forma parte del software de partida de vuestra cámara.

Sin embargo, los usuarios de Nikon lo tenían más ‘crudo’: o bien se hacian con algún soft comercial para ello o, con conocimientos (y ganas…muchas ganas), se bajaban los SDK de la marca (por lo menos han tenido la cosideración de publicarlos) y machacaban el código C#, probaban, probaban y reseteaban mil veces su ordenador.

Hasta que llegó Duka Istvan con su digicamcontrol.



Digicamcontrol (indistintamente para Canon y Nikon) se apoya en el uso del protocolo MTP para brindarnos total control sobre la cámara a golpe de conexión por cable USB con nuestra cámara.

Gestionar aperturas, sensibilidades, velocidad, exposición, foco, disparar, previsualizar la toma, guardar perfiles con preferencias, usarlo de intervalómetro, disparar en remoto desde cualquier navegador web….. todo (y más) es posible con este software absolutamente gratuíto que soporta una gran variedad de cámaras (y suma y sigue).


La utilidad se puede bajar de http://digicamcontrol.com/ . La versión estable 1.0.0 ya está dando paso a más mejoras…

Baldo Martorell